Arranque de Empresa

-Me comentaba un emprendedor en meses anteriores que es casi imposible obtener financiamiento bancario para iniciar cualquier tipo de negocio.

-Me decía que los emprendedores tienen que recurrir a los préstamos personales de familiares y amigos de los socios que quieren emprender como forma de vida.

-Continuó quejándose que las instituciones financieras lo primero que piden desde luego es que estén constituidos formalmente conforme a las legislaciones que les sean aplicables en el país como primer paso.

-Y como segundo paso debe tener una vida la empresa de dos años mínimo , haber generado utilidades , tener ventas anuales acordes con los parámetros fijados por los entes financieros, que sus activos sean mayores a sus pasivos cuando menos en un 2 a 1 respectivamente.

-Para finalizar además tener buen flujo de efectivo derivado de una cobranza efectiva y que el buró de crédito del representante legal de la empresa y del responsable solidario sea inmaculado.

-Con todo lo anterior se preguntaba este emprendedor con ansias de novillero, quién podría defenderlo o al menos representarlo ante este cúmulo de requisitos insalvables para muchos en el inicio de su aventura empresarial.

-Para salvar estos y otros obstáculos adicionales como el tipo de crédito idóneo para que sea un traje a la medida así como las reciprocidades requeridas a la empresa solicitante y tasa, plazo, comisiones, seguros Etc., es necesario contar con la representación y gestoría de un asesor financiero que lleve a buen puerto toda la tramitología mencionada  con soluciones alternativas según sea el caso.

-El reto es grande, pero la satisfacción de lograr el objetivo lo es más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *