¿Cómo ofertar por un inmueble sin dinero y sin crédito?

Es cuestionable hacer una oferta por un inmueble (o por algún otro bien) cuando sabes que no tienes dinero para comprar y tampoco tienes crédito que te permita adquirirla…

Sin embargo es correcto si tienes un plan.

Generalmente las ofertas se presentan expresando en ellas (1) el precio que estás dispuesto a pagar, (2) el pago o pagos que harás, (3) el medio (efectivo, transferencia, especie, etc.) y (4) las fecha en que realizaras dichos pagos.

Por ejemplo un departamento por el cual piden $1,550,000 y tú ofreces $1,485,000 dando un primer pago de cien mil pesos a la firma del contrato privado de compraventa y el resto a la escrituración mediante transferencia bancaria gracias a un crédito aprobado 45 días después de celebrado el contrato.

Es México es común este tipo de ofertas porque se sobreentiende que el vendedor tiene un precio alzado y está dejando un margen para negociar… pero esta no es la única forma.

Tú puedes ofertar por el departamento del ejemplo anterior $1,800,000 pagándolo en 120 mensualidades de $15,000 cada una.

Otra forma podría ser con una “opción de compra” con las condiciones de un precio menor si sabes que en cierta fecha recibirás dinero.

La condición para que sea una buena oferta es que ambas partes ganen. Las combinaciones son infinitas solo se trata de ser creativo. Recuerda cuando tú haces una oferta puedes recibir 1 de 3 respuesta.

  1. No
  2. Contraoferta

Si recibes un sí, ¡felicidades! Si recibes un no, busca otro inmueble y si recibes una contraoferta, continúas en el juego. Asegúrate que el vendedor esté satisfecho con el trato y sea conveniente para ti.

De ninguna forma te invitamos a engañar a los vendedores, ten en cuenta que los contratos privados de compraventa dan derechos y obligaciones a ambas partes y existen penalizaciones económicas por incumplimiento.

¡Se honesto y creativo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *