Créditos bancarios para PyMEs

En la actualidad las PyMES que llegan a necesitar capital de trabajo para solventar sus requerimientos financieros enfrentan muchos problemas y burocracia de parte de las instituciones bancarias y financieras de primer y segundo nivel.

Lo primero que hacen estas instituciones ya que se logró sortear todo el papeleo legal y administrativo es otorgar un “crédito simple” para empezar operaciones de este tipo y prácticamente es la única opción que les ofrecen de entrada, cuando hay otras alternativas mas aconsejables y menos onerosas para las empresas de este tipo que además en muchas ocasiones son familiares y no tienen un gobierno corporativo que les ayudara a tomar mejores decisiones, tales como tasas blandas, periodo de crédito, inexistencia de comisiones por apertura de crédito, seguros de crédito negociables, otro tipo de crédito como por ejemplo un “revolvente” que nos permite utilizar solo el capital que se necesita, permite pagos parciales al mismo liberando en ese momento la línea de crédito en esa misma proporción y sobre todo cubriendo intereses única y exclusivamente por el capital que se dispuso y por el plazo ocupado.

Como se puede ver, no basta solicitar un crédito y enviar lo solicitado por la institución crediticia y que ellos resuelvan por la empresa lo que ellos crean que la misma necesita.

Hay ocasiones en que una empresa que forme parte de “cadenas productivas” solicita créditos para toda la operación de producción, cuando lo aconsejable seria un crédito blando de inicio y para la operación posterior la propia empresa se estaría financiando con su cartera de cobranza por medio de un factoraje financiero con plazo inclusive de 8 días de recuperación de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *