Ley Antilavado en las Organizaciones sin fines de lucro

Una gran mayoría de Organizaciones sin fines de lucro (Donatarias Autorizadas), tienen
como principal fuente de financiamiento los donativos deducibles mismos que se han
utilizado en nuestro país, como una herramienta o estrategia fiscal (deducibilidad).

Derivado de que en algunas ocasiones se han realizado donativos deducibles de manera
sospechosa está actividad se incorporó a la observancia de la Ley Anti Lavado.

Por lo tanto la supervisión, regulación e investigación sobre las donaciones ha sido
incluida en la Ley Anti lavado de Dinero que entro en vigor en julio de 2013.

De conformidad con la normatividad vigente se debe identificar la recepción de donativos
provenientes de empresas, individuos, gobiernos nacionales o extranjeros por parte de las
asociaciones y sociedades sin fines de lucro, por un valor igual o superior al equivalente a
1,605 el salario mínimo vigente.

En atención a este requerimiento, los donantes deben estar preparados para entregar y
que se les abra un expediente con su acta constitutiva y la identificación oficial de su
apoderado legal entre otros requisitos.

Deben las donatarias autorizadas, darse de alta en la SHCP por Actividades Vulnerables
y custodiar, proteger, y evitar la destrucción por cinco años de los expedientes respectivos
así como designar ante el SAT un representante encargado del cumplimiento de las
obligaciones que se deben de reportar (avisos mensuales sobre la recepción de los
donativos).

Los avisos comentados tendrán un plazo de presentación al día 17 del mes siguiente y se
entregarán a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la SHCP por conducto del
SAT.

Cabe mencionar, que existe el “Aviso de 24 horas” cuando se perciban indicios de que los
recursos recibidos pudieran provenir de procedencia ilícita.

Se establece que cuando el donante se niegue a entregar los documentos para su
identificación, la organización civil (Donataria Autorizada), se debe abstener de recibir el
donativo.

La normatividad vigente (Ley Anti lavado), establece diversas sanciones para cuando se
incumpla su observancia.

Diversas actividades que esta ley determina como actividades vulnerables:

  •  Juegos y sorteos
  •  Tarjetas de servicios y crédito
  • Tarjetas de prepago y cupones
  • Tarjetas de devolución y recompensas
  • Cheques de viajero
  • Blindaje
  • Inmuebles
  • Metales y joyas
  • Obras de arte
  • Vehículos
  • Servicios profesionales
  • Donativos
  • Comercio exterior
  • Arrendamiento de inmuebles
  • Fe Pública, (Notarios y Corredores Públicos)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *