Obligaciones fiscales en la compra de inmuebles

Algunas personas piensa que para adquirir un inmueble sólo se necesita el dinero y/o crédito que pide el vendedor y desconocen que la adquisición conlleva otros gastos.

Estos gastos podrían ser el costo de adquisición de un crédito hipotecario, impuestos, gastos y honorarios notariales además de la mudanza, nuevo mobiliario y decoración.

Nos centraremos en los impuestos generados en la compraventa de inmuebles habitacionales.

ISAI

Es el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles también conocido como Impuesto por Traslado de Dominio o Impuesto de Adquisición de Inmuebles, es un impuesto local diferente en cada estado, para Querétaro es del 6.5% siendo el más caro del país, CDMX en segundo lugar con el 5.9% y para la mayoría de las entidades corresponde al 2.0%

Es claro que entre mayor sea el porcentaje más pagará el comprador. Dos ejemplos: Un departamento con valor de cierre de 2 millones en una entidad cuyo ISAI es del 4.5% pagaría el comprador $90,000. Una casa con valor de cierre de 20 millones en la Ciudad de México el ISAI ascendería a $1,180,000

ISR

Es el Impuesto Sobre la Renta también conocido como Impuesto a las Ganancias, su cálculo no es tan inmediato como el ISAI, para los inmuebles habitacionales con un precio de venta hasta por 700,000 UDIs (mismas que hay que convertir a pesos al valor del día de escrituración) son sujetos para exentarlo. El propietario puede exentar un inmueble cada 5 años. Su trámite es relativamente simple, hay que demostrar que se habito el inmueble ya sea el propietario o un familiar directo. Si el inmueble supera las 700 mil UDIs habrá que pagar ISR sobre la parte excedente.

La ganancia se determina considerando el precio de venta restandole el valor de adquisición traido a valor presente, se podrá deducir las mejoras hechas al inmuebles (siempre que pueda demostrarlas con recibos fiscales), las comisiones por intermediación en venta y los honorarios y gastos notariales pagados en la adquisición. De acuerdo a valor resultante se divide entre el número de propietarios y se asigna la utilidad individual con con base a las tarifas y tablas de ISR.

No se preocupe, este cálculo lo hará el notario.

Los impuestos son una contribución que permite costear los servicios públicos, programas sociales, obras de infraestructura y claro el cuerpo burocrático.

Si bien es cierto en nuestro país “no vemos” el uso que le dan a los impuestos por los altos índices de corrupción es un deber pagarlos. Hay quienes ofrecerán soluciones para reducirlos o eliminarlos estirando demasiado la ley que podría romperse y dejando la responsabilidad en el vendedor y el comprador.

Hay “males” necesarios y los impuestos son uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *