OBRA PUBLICA

Alguna vez nos hemos cuestionado como nuestro gobierno le hace para dotar a la población general de banquetas, vías asfaltadas, alumbrado, postes, servicios de suministro de agua, drenaje, construcción de escuelas, hospitales, etc.

Pues para llevar a cabo todas estas actividades denominadas genéricamente “obra pública” se vale de una figura administrativa denominada “licitación pública” que es por medio de la cual se asegura de obtener los mejores servicios y productos al precio de mercado más conveniente para la Administración de Gobierno de que se trate.

 Este proceso debe reunir determinadas características y principios generales entre los cuales destaca la transparencia.

Ahora bien, la asignación de los recursos públicos debe ser de acuerdo al presupuesto autorizado y en estos casos intervienen para la supervisión correspondiente las contralorías internas de dada dependencia de gobierno, así como la Auditoria Superior de la Federación. El antecedente a todo lo anterior, proviene desde el lejano 1917ya que el ordenamiento correspondiente estipulaba que cuando el gobierno de cualquier entidad tuviera la necesidad de contratar cualquier tipo de obra pública, fuera por medio de convocatoria para efectuar subasta en la que presentaran las propuestas técnica y económica en sobre cerrado.

Finalmente, después de analizar las propuestas de los concursantes, se adjudica la licitación púbica al que ofrece mejores condiciones para la entidad pública.

   Y ustedes, ¿Conocían ente proceso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *