¿qué es la triple indemnización?

Si bien en la diversa variedad de opciones y coberturas dentro del mundo de los seguros, hay uno que se diferencia por tener una triple indemnización y es: EL SEGURO EDUCACIONAL.

Esta alternativa de ahorro es la mejor manera de asegurar la educación de los hijos, ya que se inicia desde manera temprana y culmina con el inicio de la etapa Universitaria o de la Maestría del asegurado.

El plazo puede ir desde los 0 años y hasta los 18 o 22 años cumplidos. Esto quiere decir que, entre menor edad de nuestro hijo, mayor será el plazo para alcanzar el objetivo y por ende mayor será la cantidad por recibir al final del plazo.

Los Planes se contratan en Dólares, UDIS y Moneda Nacional. Dependiendo de la compañía.

Pero lo mas atractivo de estos planes es que cuentan con una triple indemnización, por fallecimiento, invalidez y por supervivencia.

En el caso de Fallecimiento e Invalidez, cualquiera que pase primero, se pagara la suma asegurada, la compañía de seguros se hace cargo del pago subsecuente de las primas y al final del plazo (cuando el menor cumpla 18 o 22 años) se entregara otro importe igual a la suma asegurada cumpliendo el objetivo inicial: “LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA”. Dicho lo anterior esta cantidad esta garantizada para el cumplimiento de esa meta en caso de que ya no estés. Algo muy importante y que hay que tomar en cuenta, es que si ocurre el fallecimiento debemos considerar que debemos nombrar a alguien para poder quedar como Tutor y administrador de la suma asegurada.

Cumplido el plazo, el menor asegurado ya tendrá 18 años, él ya podría cobrar el cheque correspondiente a la suma asegurada, pero esto no es muy recomendable, ya que en esta etapa de la vida aun no podrá responsabilizarse o administrar su plan de ahorro, poniendo en riesgo sus estudios.

En el caso de Supervivencia, la cantidad se entregará al contratante del seguro y él se encargará de administrar la suma asegurada para cumplir con el objetivo de no interrumpir la educación Universitaria de los hijos.

Si bien la suma asegurada esta destinada para terminar los estudios universitarios, no es necesario que dicha suma sea utilizada para ello, “no esta condicionada”, por lo tanto, los recursos derivados del ahorro se pueden destinar a lo que mejor convenga al asegurado.

Por ello la triple indemnización garantiza la misión que como padres tenemos: “QUE TU HIJO TERMINE LA UNIVERSIDAD” Depende de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *