¿Qué significa estar en “bancarrota”?

Su origen proviene del latín, bancus-ruptus que significa banco roto.

En la edad media a comienzos del siglo XV, era costumbre que se reunieran en las principales  plazas comerciales de Italia, personajes que eran librecambistas y prestamistas de todo tipo.

Para llevar a cabo su actividad se instalaban en la vía pública, colocando un mostrador y atrás del mismo ponían una banca o un banco de madera, donde se sentaban para esperar a los clientes que utilizaban sus servicios.

Formaban un corredor donde ofertaban a grito abierto y cada persona oyendo su propuesta a distancia, podía elegir al personaje que le ofreciera mejores condiciones.

La vida transcurría en forma normal casi siempre, pero cuando por cualquier causa los personajes ya mencionados no podían cumplir sus compromisos, la autoridad competente de aquella época los obligaba a romper (destruir) su banca en presencia de la muchedumbre
convirtiendo aquello en un espectáculo ensordecedor y deprimente, ya que hacía escarnio del personaje víctima de tal evento.

Pues bien, esta es la historia de la “bancarrota”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *