Recuperación de créditos impagados

Hoy quiero hacer un simil entre las “pérdidas” que sufren las tiendas de autoservicio derivado de los robos hormiga, con los créditos que los bancos no logran “recuperar” por impago de sus clientes crediticios.

Pues bien las tiendas de autoservicio no pierden por esos robos hormiga, ya que el importe de todo lo sustraído lo prorratean entre toda la mercadería en existencia en sus tiendas aumentando los precios en esa proporción y quienes acaban pagando esos robos, son los compradores de dichas tiendas y por ende ellas no pierden absolutamente cantidad alguna.
De igual forma los bancos no pierden por el impago de los créditos otorgados, por que sucede que quienes los pagan son los demás clientes que si los pagan por medio de las tasas de interés que incluyen un diferencial para cubrir el “riesgo” antes mencionado del impago.


Si un cliente invierte en el banco en un fondo de inversión sus excedentes financieros le pagan más o menos un 7% o un 12% anual según el plazo contratado, pero sucede que los bancos cobran tasas de interés en el caso de las tarjetas de crédito desde un 30 o 40% hasta un 92% anual, la diferencia es abismal y con la misma cubren la falta de pagos de los créditos otorgados a las tarjetahabientes en este caso.

Y me pregunto quién permite o autoriza estos “usos y costumbres” de las instituciones financieras, será la Comisión Nacional Bancaria, el Banco de México, pues ¡oh sorpresa!, nadie las regula, solo se rigen por el libre mercado de la economía nacional y de ese diferencial enorme viven los bancos y además cubren el riesgo de la falta de pago de algún crédito.
En otras partes del mundo no permiten que esto suceda ya que son excesos fuera de sanos contextos financieros, bien dicen que a “río revuelto ganancia de pescadores”
Me sería muy interesante conocer tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *