Tenemos Educación Financiera?

Es curioso que mucha gente tiene educación más allá de la básica, hay quien tiene licenciaturas, diplomados, maestrías e incluso doctorados en cualquier disciplina social, científica o técnica obtenidos en sus estudios académicos, pero carece de una educación financiera acorde a su conocimiento general.

 

Esto es así porque exceptuando los estudios afines a esta área del conocimiento, mucha gente pierde sus recursos financieros y en el mejor de los casos paga intereses onerosos o se ve obligado por instituciones financieras a aceptar actos de reciprocidad abusivos.

Por ejemplo en un crédito automotríz, se dejan llevar por la línea del auto o por el color, potencia y prestigio de la marca y no reparan mucho en la tasa de interés, comisiones por apertura de crédito, si incluye seguro de desempleo y en que condiciones opera el contrato en general.

Por lo tanto la educación financiera juega un papel muy importante para conocer aunque sea en forma básica cómo funcionan los créditos, los seguros y las inversiones incluyendo las bursátiles en general.

Lo que debemos tener muy claro es que lo primero que tenemos que tomar en cuenta, es leer cuidadosamente el contrato respectivo y no firmar el contrato sin revisar el clausulado del mismo, considerando que lo que nos dijo el vendedor o ejecutivo bancario es lo que viene plasmado en el mismo.

Esto es lo que tenemos que hacer invariablemente antes de firmar “a ciegas” un contrato que derive en un crédito de cualquier tipo.

Me pregunto: ¿Tenemos educación financiera suficiente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *